La cría de chinchillas, una actividad productiva de exportación con amplio mercado internacional que merece ser divulgada.

13 octubre 2009

La CHINCHILLA: su cría comercial o industrial rentable desde hace 60 años para peletería en cualquier clima, ayuda a salvar a la especie de su segura extinción.

Informe técnico preliminar de Pablo Luis Caballero, Perito (BIOS), Técnico Agropecuario (Instituto del Litoral), Fotógrafo Realizador Video Documentalista (UNLZ), Investigador Científico (UdelS), Instructor de Capacitación Profesional (UNLZ), Técnico en Compostado (UBA), Técnico en Energía Eólica y Solar (EMAB), Técnico en Evaluación de Impacto Ambiental (FI-UBA), especializado en Crianza Industrial y Manejo de Criaderos de Chinchillas (COOPAGCCH), con 30 años de experiencia activa al frente de criaderos. Ex Director de la Escuela Argentina de Criadores de Chinchillas. Ex Director de Crianza y Capacitación de Cabañas de Chinchillas Círculo C. Escrito especial para FILATINA.

Excelente reproductor de primera calidad, más buscado y cotizado por su alto valor genético. La chinchilla es un roedor silvestre de la zona de la cordillera de los Andes, de Argentina, Bolivia, Norte de Chile y Sur de Perú, que habitaba desde alturas medias hasta medio altas, desde Catamarca hacia Jujuy, llegando hasta Bolivia y aun se cree que se encontraron en Perú.

Se reconocen dos especies, la llamada Chinchilla brevicaudata, de la que había un criadero oficial del Inta en Abra Pampa, Jujuy, y la Chinchilla lanígera, que es de un tamaño algo menor, pero de mayor valor peletero, por ello aun más perseguida para cazarla desde la misma época de la colonia, sometiéndolas a presión de caza tal que peligró su existencia como especie, desde cuando las chinchillas se llamaban reina de las pieles o pieles de reinas.

Chinchilla lanígera gris de criadero: lomo oscuro, degradée y vientre blanco. Como son roedores frecuentemente requieren maderas o piedras suaves para gastar sus dientes. Es la que se cría en todo el mundo en cautiverio por su elevado valor comercial peletero.

Comen alimento balanceado de buena calidad que se adquiere ya preparado. Apenas consumen 28 gr por día. Además beben poca agua por sistema de mangueras que alimentan prácticas válvulas de las que se surten, llamadas bebederos automáticos.

Hembra para reproducción. Silenciosos, dóciles, su alimento es seco, como su excremento, no tienen olor. Se crían no sólo para peletería sino también como excelentes mascotas, muy cotizadas, recomendadas para mascotaterapia de adultos y también para niños de más de 5 años.

La crianza de chinchillas es sencilla y segura, se realizan cursos para enseñar una cría más tecnificada.

El color natural es generalmente veteado, pero en el momento de su esplendor peletero, llamado prime, al final del invierno, adquieren un color gris oscuro intenso en el lomo, conservando su vientre blanco, con un degradee suave, que le da el aspecto alineado característico a sus pieles que tanto se cotizan en el mercado internacional, produciendo buenas ganancias por su trabajo a los criadores actuales, como antes producía a los cazadores furtivos, que ahora criando se han logrado evitar.

Rara Chinchilla blanca de orejas grises de la línea Wilson. Excelentes para mascotas especiales, para magos y adornos atractivos.

Chinchilla beige de excelente calidad, color existente sólo de criadero.

Animal joven, aun gazapo, gris bien oscuro, lo que le da más valor, especial para cruzamientos con negro terciopelo.

Sus largos bigotes se llaman vibrisas y les sirven como sensores para trasladarse de noche.

Las chinchillas son tan dóciles y fáciles de cuidar que cualquier persona puede tenerlas como mascota. Se suben a las manos extendidas, y corren por toda la jaula desde los 10 minutos de nacidas.

Piedritas absorventes blancas mezcladas con excrementos de chinchilla que son secos. Recién cuando se acumulan muchos se cambia la carga, renovando las piedritas de la bandeja recolectora.

Las exportaciones de pieles a Europa en el siglo XVII eran de muchos miles, para uso de la realeza de varios paises, por su cuero tan liviano, su pelaje muy fino, de la mayor densidad que existe, la mejor piel del mundo.

Se crian en ambientes cerrados como los cobayos. Su carne es blanca y suave, de sabor agradable, parecida a la carne de rana, sin grasa ni colesterol excesivo.

 En zonas cálidas deben criarse previendo que la temeperatura dentro del recinto de cría no sobrepase los 30 °C, por lo que antes se las criaba con aire acondicionado.

Hoy hay colores diferenres sólo en cautiverio, producto de mutaciones naturales y logradas afianzar mediante los cruzamientos orientados de los criadores técnicos más desarrollados, diversos colores de pieles, entre los que se destacan el negro tercipelo, el beige, el toque de tercipelo beige, el beige homocigota, el zafiro, el charcoal, el charcoal terciopelo, el manchado, el blanco, el azul y el azul terciopelo.

El color original es el gris con lomo oscuro, vientre blanco y el degradée característico ya descripto anteriormente. Las cruzas entre animales de pieles grises sólo pueden dar pieles de colores si se los cruza con animales de colores, excepto que sean portadores de las mutaciones llamadas recesivas, que son las que pueden estar disimuladas en sus genes aunque no se muestre más que el color gris original.

Además de tener esta piel, el pelo más fino del mundo, tiene otros pelos bastante esparcidos por el cuerpo, que son algo más largos y gruesos, sobresalen del resto, y hacen de guía, manteniendo bien peinados a los pelos más finos.

Otra característica de esta piel es que cada pelo tiene 3 colores en su largo: una parte gris color plomo, que es la base, una franja blanca, que es el medio, y un extremo negro más largo en el lomo (por eso la piel es más oscura en el lomo) una parte inermedia blanca, y la parte más cercana al cuero, llamada baso, que es un color plomo definido muy agradable. Las pieles de chinchilla de mejor calidad son la que tienen marcada tendencia hacia el color azulado, a lo que se llama pureza de color.

Toda clase de consultas sobre crianza de chinchillas pueden dirigirse a nuestro especialista en genética aplicada a la crianza de chinchillas Perito Técnico Agropecuario Instructor de Capacitación Profesional Pablo Luis Caballero.

Las jaulas en que las chinchillas se crían en cautiverio, son pequeñas, para que no se estropeen ni lastimen si se llegan a asustar, como cuando hay algún ruido, ya sea por algo que se cae, un escape de colectivo que pasa o un trueno.

Están unidas por un túnel papropiado para que circule el macho para visitar a las hembras de su grupo, que suelen ser entre 3 y 15, conforme a su calidad y rendimiento.

Para comenzar a criar hay que comprar los primeros reproductores, lo que conforma una considerable inversión, si se quiere hacer un negocio rentable. La productividad es bastante alta, ya que cada hembra puede producir entre 3 y 4 animales al año, en un promedio de 2 partos.

Si las chinchillas no se multiplicasen a esta velocidad, y en cambio se aproximasen a la velocidad de reproducción de los conejos, valdría mucho menos su piel, como las de los conejos, y entonces criarlas no sería tan buen negocio, que vale la pena intentar.

Tienen simpáticas orejas alargadas (lanígeras) o redondas (brevicaudatas) pero ambas se han cruzado entre sí, produciéndose los famosos trihíbridos de Olson de los que el famoso criadero argentino Cabaña Círculo C era especialista: eran animales torunos, de buen formato, de mayor porte y calidad peletera, alta densidad, sedosidad, pureza de color, degradée, fuerza en el pelo, y se estaban realizando incorporaciones de pigmentaciones más oscuras con lo que se les agregaba aun más valor.

Pueden tener entre 1 y 6 gazapos (así se llama a los pichones) por parto, y hasta tres partos por año. No conviene que tengan más de 4 por parto porque se pueden debilitar, ni se las debe dejar tener más de dos partos por año.

Amamantan durante 45 días, después de los cuales ya se pueden separar de la madre, llevándolos a otra jaulita para su mejor desarrollo. Establecimiento preparado para una crianza industrial de chinchillas, con cierto nivel de automación.

El interior de la jaula debe ser seguro y comfortable. Comederos, bebederos automáticos, bandejas, planchada para subirse. Son los elementos esenciales que debe proveer todo buen criador. Comida de calidad y agua potable limpia. Felizmente es muy dificil que se enfermen. Filas de jaulas apiladas permiten aprovechar mejor el espacio en el prolijo criadero. Cada jaula tiene abajo una bandeja reolectora de excremenntos y orina, donde se pone para absorver y evitar el mínimo olor que podrían tener, viruta de madera, cáscara de arroz, bentonita o mejor piedritas blancas como las que se usan para los gatos, compradas por mayor para tener menores costos.

Bebederos automáticos permiten independizarse de extremar la limpieza y suministro diario, aliviando la ocupación para la cría, permitiendo cuidar más animales, mejorando la rentabilidad.

La distancia entre los alambres de las jaulas deben tener la precución de considerar el tamaño de las chinchillas cuando nacen: son diminutas, entre 30 y 75 gramos.

En general es cuando nacer más, que suelen ser más pequeños al nacer. Muestrario de pieles para confeccionar una prenda de chinchilla.

Valioso sacón deportivo de chinchilla gris oscuro con la característica que la hace una piel tan atractiva de las franjas claras y oscuras.

Sacón con cuello muy amplio de chinchilla beige, un color que no hay en la naturaleza: sólo existe en criaderos.

Medias pieles trabajadas en forma de estola.

Algunas dificultades para progresar no pueden ser atribuidas a las chinchillas.

26 junio 2009

¿Sabe acaso todos los negociados que la persona habrá hecho derivando fondos públicos para sus bolsillos sin fondo, los de sus cómplices y testaferros?

Requerían extraoficialmente diferencias a su favor, coimas para que se realizasen los que llaman “NEGOCIOS DEL MUNICIPIO” que se refiere a que fuesen aceptados por las autoridades del municipio de entonces.

Nosotros como NUNCA OFRECIMOS NEGOCIOS a nadie en ningún municipio, POR ENDE NO SE HICIERON JAMÁS.

Desde el principio, con todo lo requerido en regla para nuestro microemprendimiento familiar, pretendimos que se inscribiera legalmente en el municipio el criadero de chinchillas.

Era un orgullo nacional, estábamos altamente capacitados, con tecnologías propias, que mis padres como pioneros innovadores aplicaron, y otras invenciones desarrolladas en algunos casos por mí, que tuve desde criaderos hasta una importante fábrica de jaulas en este municipio. Con la anuencia y entonces cooperación con mis padres y hermanos que aceptaron crecer en la aplicación de esos métodos innovadores, sin parangones en el mundo, como la adopción del sistema de bebederos automáticos idea que trajo mi padre del exterior, que luego facilitamos para que se fabricasen varios modelos en el país, como la moderna jaula de aglomerado en las paredes y techo, con bandeja de chapa para la cama de viruta de madera, innovación que trajo mi padre que permitió competir de igual a igual en concursos internacionales especializados con los criaderos más grandes del mundo, logrando cientos de premios importantes de altísimo valor. También organizamos eventos en diversos centros de renombre y hasta participamos en la Sociedad Rural Argentina, trabajando con la Asociación Argentina de Criadores de Chinchillas de la que fuimos directivos, y conformadores de la Primera Cooperativa Agrícola Ganadera de Criadores de Chinchillas Ltda, y otras entidades en que estuvimos en el Concejo de Administración. Quiero que se sepa que aunque fue el más grande, no fue el único criadero de chinchillas que hubo en el partido de Alte Brown. Pero a todos les pasaba lo mismo: mientras en otros partidos estaban legalmente constituidos, en éste no: no hubo nunca más que un permiso precario provisorio, no habilitación definitiva. Hasta el intendente de Brandsen, que vivía en este partido, y en Brandsen tenía establecimiento habilitado, y trabajaba legalmente porque no coimeaba, tenía en su casa céntrica en zona residencial de Adrogué, un enorme criadero en parte derivado del nuestro, con excelentes ejemplares de alta calidad que también le dieron fama y dividendos bien habidos, consecuencia de su trabajo propio, no del ajeno, de su propio esfuerzo, esmero y dedicación.

Lo malo sucedió después de la intendencia del Sr. Aresca, quien nos ofreció todas las directivas precisas para la habilitación posible, sin pretender nada a cambio. Fue en las intendencias siguientes, que aunque ya CON TODO EN REGLA, DURANTE AÑOS NO SE NOS HABILITABA. Presuntamente porque luego el único trámite que no hacíamos era el de ofrecer dinero para coimear. Funcionamos así MÁS DE TREINTA AÑOS siendo uno de los mayores y más afamados criaderos de Chinchillas de Sudamérica. Teníamos varias cabañas de altísimo nivel. Calidad top. Los Reales Dark Blue. Yo mismo tuve antes y después otros criaderos importantes. Y nunca el principal establecimiento tuvo la habilitación que le correspondía. Hoy no hubiera yo aceptado que fuese así. Nos robaron durante años, de nuestro esfuerzo y dedicación. Además de las veces que vinieron a llevarse animales de nuestra propiedad. Pudimos hacer grandes proyectos turísticos. Pero había pequeñez mental de nuestros gobernantes entonces, como hasta hace tan poco… Nada sabían de desarrollo local. Sólo de  cobros bajo la mesa. Palos en la rueda era lo único que coneguíamos de las autoridades locales. Jamás una mención, ayuda oficial, oferecimiento de colaborar para progresos ni nada. Ignorancia pura. “No hay coimas entonces no esperen nada” era su lema. Son cosas de las que no se habla por aquí. No conviene por las amenazas, por el temor que infunde la mafia todavía en ciernes danzando.

HOY CUMPLO 50 AÑOS DE VIVIR VIVIR EN ADROGUÉ.-

Permanecimos en Adrogué a pesar de tener tentadoras ofertas por nuestro desarrollo de eficaces tecnologías,  para radicarnos en mejores lugares, desde Neuquén, Ushuaia, Tucumán, Gualeguaychú, China, Brasil, Venezuela, Uruguay, Perú y hasta en Canadá. Recibimos consultas y visitas de científicos, estudiosos, conservacionistas, criadores, técnicos, escritores especializados y especialistas en genética y científicos de todo el mundo, trabajando siempre en perfectas condiciones de higiene, seguridad y sanidad.

Miles de personas visitaban el criadero cada año. Era una vergüenza cuando personas educadas de otros lugares aterrizaban en la mugre de la Estación de Adrogué, plagada de basurales en el costado de la Plaza San Martín, al lado de la estación, mientras nos amenazaban cuando protestábamos por tanta desidia municipal. Publicamos fotos para contribuir a la limpieza y en lugar de limpiar a costo exiguo, decidieron el negociado de 572.000 u$s  para arreglar la plaza cambiando apenas las baldosas y poniendo farolitos. Hacíamos entonces cursos básicos o avanzados, y también de especialización, de genética, de mutaciones, de comercialización. Yo mismo estoy especializado en todos esos temas. Di clases de crianza, alimentación, cruzamientos, mejoramientos genético, genética aplicada y mutaciones hasta en la Universidad de Lomas, La Plata, Tucumán, Corrientes, Buenos Aires, San Pablo, Río de Janeiro, Curitiba, Montevideo, Colonia, Santa Catarina, y en casi todas las provincias, capitales e interior.

Teníamos planes de desarrollo genético de nuevos colores, y habíamos conseguido una chinchilla fenotípicamente azul oscuro con todos los caracteres propios del pelaje característico de las chinchillas.

Las chinchillas se crían desde hace añares, porque es la manera de salvarlas de la extinción. Se cree que las criaban los incas, y otras comunidades andinas antes que ellos. Las pieles de animales de criadero logradas mediante selección genética de muchos años, se diferencian claramente por su alta calidad de las pieles de sus parientes silvestres que no se deben cazar. Las nuestras provenían todas de animales importados, se criaban en estricto cautiverio, en jaulas individuales unidas en grupos por un túnel, comían balanceado fabricado especialmente por nosotros con asesoreamiento de nutricionistas profesionales, se bañaban diariamente en puro POLVO DE MÁRMOL BLANCO, estaban en nuestro establecimiento hasta con aire acondicionado para evitarles el calor en verano, se elegían para mejoramiento genético estudiando a fondo durante meses sus más destacados detalles notables, su parentesco y progenie.

Es como la diferencia que hay entre las vacas cuernilargas salvajes y las Shortorn o Aberdeen Angus actuales, los pollos doble pechuga de los esmirriados originales, o las gallinas ponedoras de hoy que no se comparan con las que había salvajes.

Colaboré en investigaciones y estudios. Escribí mis propias conclusiones. Hice cartillas y manual de crianza. Recuerdo mi participación en un trabajo científico sacando todas las fotos a mi costo, que fue presentado por la Fundación BIOS, a quienes donamos cantidad de valiosos animales y equipamiento para diversos estudios que ayudaron a la ciencia, en nombre de nuestro país, y para enseñar a los inspectores internacionales del CITES (organismo de cumplimiento de la ley internacional de protección de especies animales en vías de extinción) la diferencia entre pieles de criadero y de chinchillas salvajes, al que también suscribió Chile, otro de los países, junto con Bolivia y Perú, de donde la Chinchilla es originaria, y que están como nosotros, interesados en preservar las 2 especies de la extinción: brevicaudata y lanígera.

Lamentablemente la manera de obtener recursos para que interese la actividad como negocio y prospere salvando la especie de la extinción, es sacar las pieles a algunos de los animales criados, matando un porcentaje de los ejemplares. Es la cosecha, y se matan de la manera menos cruenta posible, ya establecida por los criadores, que suelen ser elementos con conocimientos y preocupaciones conservacionistas. Es como matar animales criados para comer. Las chinchillas tiene su carne blanca como las ranas, es muy cotizada y se encuentra sólo en algunos de los mejores restaurantes del mundo.

Hasta tenemos todavía como reliquia un HORNO CREMATORIO que hicimos construir para cumplir con requisitos municipales locales. Pero luego no usábamos. Lo teníamos porque era lo erróneamente exigido por el municipio para dar la habilitación, aunque era contrindicado por la contaminación que hubieran producido los humos en caso de haberse quemado el rico desperdicio en nutrientes, y a veces poníamos en él hojas de nuestros árboles añosos para luego recoger lombrices.

No molestaban las chinchillas a los vecinos, algunos se enteraron que criábamos como quince años después de haber comenzado, cuando les ofrecimos entradas sin cargo que gestionábamos para que fueran a conocer la Exposición Rural.

Una vez que el horno incinerador estaba casi lleno, los chicos que colaboraban con nosotros en el criadero, sin saber que no queríamos lo prendieron, y los vecinos protestaron por el humo generado, demostrándose sin querer, lo contraindicado del método que nos exigían utilizar. Nunca más se usó. Tuvimos que reprenderlos. Haciendo gala de esfuerzos como pioneros de alta tecnología, siendo precursores hasta en COMPOSTAJE transformando en tierra fértil los desperdicios SIN OLOR, utilizando mejoramiento animal de alto nivel mediante genética aplicada, desarrollando subespecies antes no conocidas por mi alta especialización y estudios particulares especializados como autodidacta en genética y estudios formales universitarios de genética, con la conformidad de veterinarios de muchas partes y varios médicos locales. Algunos se especializaron, como el eficientísimo Sr. Carlos Tolosa, de la tan reconocida Veterinaria Antártida, que tanto ayudó a la industria con sus conocimientos y bonhomía, otros que desarrollaron importantes técnicas muy especiales luego mencionadas en publicaciones internacionales, como el caso del famoso Dr. Olivera de la Vega, peruano de origen, pero radicado en Adrogué, con veterinaria habilitada propia, que desarrolló con nuestros animales y otros que se le traían desde los lugares más recónditos del país para aprovechar su esmerada atención profesional. Con técnicas especiales que desarrolló para cesáreas en chinchillas, e instrumental profesional que fue adoptando, sus métodos se publicaron en libros especializados, con las visitas reiteradas de otros médicos veterinarios, famosos ingenieros agrónomos y personalidades reconocidas en el ambiente de la chinchilla. Hasta tuvimos el beneplácito durante todos los años de los propios inspectores municipales que no encontraban inconveniente alguno en nuestra manera idónea de crianza, mediante alta escuela, pero sin lograr tener la habilitación que merecíamos, que nos correspondía, y que nos esca-timaron aunque habíamos reiteradamente gestionado, pero sin coimear.
Desarrollamos también técnicas que nos permitieron un alto valor agregado: diseños de alta costura, confección de prendas, comercialización en local propio en Buenos Aires, algunas provincias y exposiciones internacionales en los centros comerciales más destacados del mundo. El esmerado negocio de las chinchillas fue consecuencia de nuestro esfuerzo, conocimiento y dedicación: NUNCA TUVO NINGÚN APOYO OFICIAL de ningún tipo, al contrario, había persistentes palos en la rueda.

Hubiéramos podido hacer exposiciones locales, nacionales e internacionales, pero las autoridades siempre fueron tan poco AMIGABLES, que resultaba imposible. Y no éramos sólo nosotros: hubo varios importantes criaderos también en Burzaco, el principal también mío, en la esquina de Alem y Espora, que tenía con el excelente Sr. Pablo Domingo Outeda, un honesto comerciante de la zona donde también era acosado por coimeros del municipio, sin que hubiera a quién reclamar.

Una vez hicimos con un Ingeniero Ambintalista, en el edificio oficial histórico de La Cucaracha, una exposición de organizaciones no gubernamentales de ecología, a la que invitamos a todos los colegios de la zona. Muchos participaron, inclusive los oficiales. Estaba entonces a cargo el Ing. Agr. Héctor Mario Martinelli, presidente de la Fundación Futuro y Ciencias de la Vida, y tuvimos éxito: los deptos de Biología, Geografía y Ciencias de los colegios intervinientes, presentaron stands en la expo con fotos, maquetas, nombres, direcciones, de todas las empresas que contaminaban en el municipio. Eran muchísimas. Tenían permiso para contaminar. Y lo tuvieron por 20 larguísimos años. Mientras se pasaba a cobrar para que siguieran los permisos. No se dejaba obligar a las empresas a no seguir contaminando.  La misma autoridad de la Secretaría de Política Ambiental y de Nación así lo expresaron en reuniones.

NUNCA se permitió volver a realizar esa clase exposición. Sólo se podía con dismulo, a hurtadillas, parcialmente, en locales de visitas restringidas, sin publicitar.  Se desalentaba desde el Municipio la mejora de la situación ambiental, que era francamente deplorable, como se describe bastante en varios artículos de este mismo blog.

Se estaba en situación de emergencia hídrica, sanitaria y ambiental y desde el municipio se disimulaba, se negaba, se amenazaba a quienes queríamos advertir el riesgo sanitario y la emergencia ambiental.

 

CRÍA COMERCIAL E INDUSTRIAL DE CHINCHILLAS PARA EXPORTAR.

29 marzo 2009

Cría de chinchillas, por Pablo Luis  Caballero.

Chinchilla de excelente calidad para producción peletera rentable de exportación.

Chinchilla de excelente calidad para producción peletera rentable de exportación.

Con una experiencia hermosa de más 35 años de crianza, puedo asesorar sobre todo lo inherente a la producción, crianza y comercialización local de CHINCHILLAS, y para exportación.

Me agradará contactarme con gente que desee criar técnicamente. Pablo Luis Caballero. www.lachinchilla.wordpress.com   pabloluiscaballero@yahoo.com.ar

El libro del Dr. Juan Grau, LA CHINCHILLA, SU CRIANZA EN CUALQUIER CLIMA.

29 marzo 2009

El Dr.(médico) Juan Grau fue el que hizo el primer libro sudamericano de calidad, luego de su meritoria recorrida hemisférica por muchos de los mejores criaderos de entonces. Es un completo manual básico de crianza de chinchillas. Con fotos, explicaciones precisas, describe ampliamente la historia de la crianza de chinchillas  desde su origen, formas alternativas de crianza, jaulas, alimento, sistemas, innoveciones, novedades para la época, era muy bueno. Lo recomendábamos. Lo obsequiábamos para ilustrar a todo criador que comenzara a criar con nosotros. Menciona someramente técnicas de operaciones cesárea en chinchillas desarrolladas en Adrogué, donde teníamos nuestros criaderos,por el Dr. (veterinario) Olivera De la Vega, el Dr. Z, que atendió por muchos años Círculo C en la zona, se hizo famoso, tal vez no rico porque quería cobrar con indulgencia, y venía gente de todo Buenos Aires con sus chinchillas parturientas si tenían dificultad. Pablo Luis Caballero

http://www.lsf.com.ar/libros/62/CHINCHILLA-LA-SU-CRIANZA-EN-TODOS-LOS-CLIMAS/

http://www.lsf.com.ar/templates/ficha.aspx?codigo=9500230623

Manual de Crianza de Chinchillas.

29 marzo 2009

Crianza de Chinchillas.

Domingo, Marzo 29, 2009 byPLC.

CHINCHILLAS -MANUALES ESENCIALES- GARCIA MARQUEZ
Temas: Producciones ANIMALES

Editorial: Albatros Cantidad de Páginas: 255 Peso estimado: 460 gramos.

Este manual es un elemento de consulta sobre todos los temas que hacen a la Cría de Chinchillas un emprendimiento redituable y apasionante, debido a la multiplicidad de tareas que se deben realizar para llevarlo adelante, en el cual se puede involucrar toda la familia si lo desea. En él se brinda un completo desarrollo teórico para una buena gestión de los criadores ya establecidos y además da a los interesados en iniciarse en la actividad un amplio panorama, explicando detalladamente todas las cuestiones que se deben tener en cuenta para ser un criador exitoso que perdure en el tiempo. En el mismo se desarrollan temas que van desde las Instalaciones, pasando por el manejo, enfermedades, genética, comercialización, entre otros no menos importantes, como advertir sobre las inversiones necesarias a realizar luego de iniciada la actividad.

Crianza de chinchillas, una información que no debe faltarle. Una empresa a considerar.

29 marzo 2009

*En todos los hogares deben evaluarse las perspectivas de producción familiar más convenientes. Si las personas no saben, dificilmente puedan descartar, y solamente ignoran. Para muchas familias criar chinchillas fue una manera de obtener recursos en cantidad que no hubieran podido obtener de otra forma.

Chinchilla, una actividad para pocos.

29 marzo 2009

*No cualquiera puede criar chinchillas. Se recomienda el gusto por los animales, ciertos conocimientos sobre el trato no estresante a cualquier animal, algo de expericacia en crías, no temer a los animales, una voz no demasiado aguda, no fumar en el recinto de cría, o tener alguien que cumpla con la mayoría de los requisitos.

Chinchilla, porqué todos deberían aprender a criar.

29 marzo 2009

*

Chinchillas, la crianza incomprendida.

29 marzo 2009

* Hay gente que aun no conoce la historia de la chinchilla, cómo se salvó la especie de su segura extinción, y tampoco la mecánica de crianza de chinchillas. Se encierran en sus pensamientos sin abrirse a entender los de los demás. Pero de a poco, los que vayan conociendo estos animales y queriéndolos como nosotros, van a ir imponiendo su crianza técnica adecuada en todo el mundo, para beneficio económico y de otras clases.
* La demanda de pieles de chinchilla crece en todo el mundo a mayor velocidad que las posibilidades de crecimiento de la oferta debida a la producción.
*El valor creciente de las pieles de chinchilla está asegurado.
*Por su pelaje tan fino, ser el más suave y por su color característico, la chinchilla es la reina de las pieles.

Ganar dinero no es el único motivo para criar chinchillas.

29 marzo 2009

Otro de los motivos de CRIAR CHINCHILLAS es SALVAR LA ESPECIE DE LA EXTINCIÓN.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.